Inicio > Actualidad > Diversificar ingresos, tipos de ingresos y su gestión

Diversificar ingresos, tipos de ingresos y su gestión

Actualidad

Si eres emprendedor, sabrás que una de las cosas más importantes para que tu startup se mantenga en pie, son los ingresos obtenidos. Pero lograrlos, no siempre es fácil o no siempre se alcanzan los deseados. Aquí entra en juego la diversificación de ingresos, un componente crucial para la estabilidad financiera y el crecimiento sostenible de cualquier negocio. Diversificar ingresos puede funcionar como una gran aliada para todo emprendedor que busca, no solo sobrevivir en un mercado competitivo, sino también crecer y maximizar sus ingresos en la medida de lo posible.

Esta es una estrategia que trata de crear diferentes fuentes de ingresos en un solo negocio. Lo que trae consigo la reducción de la dependencia de una sola fuente, lo que disminuye el riesgo; un mayor alcance de mercado, ayudando a expandir la base de clientes y aumenta la resistencia ante la volatilidad económica. 

Diversificar fuentes de ingresos

Ya hemos visto que diversificar fuentes de ingresos es una estrategia que te puede aportar grandes beneficios. Pero ahora bien, ¿cómo puedes hacerlo? Existen varias formas y estas son varias de las más comunes que puedes plantearte implementar en tu empresa:

Ampliar la oferta. Introduce nuevos productos o servicios para atraer nuevos clientes y de diferentes segmentos.

Extiende a otros países. Explora nuevos mercados y expande tu alcance geográfico, de esta forma podrás encontrar lugares con mayor poder adquisitivo e incluso con menos competencia.

Ofrece suscripciones y contenido premium. Si tienes una aplicación o plataforma, considera la posibilidad de crear modelos de suscripción o contenido exclusivo que agreguen un valor añadido y generen ingresos recurrentes. Si no tienes aplicación, también puedes hacerlo a través de algunas redes sociales, como Instagram.

Ofrece soporte al cliente y consultoría. Aprovecha tu experiencia y conocimientos, así como los de tu equipo y ofrece servicios de consultoría o soporte personalizado, además de lo que ya ofertas. También puedes plantearte la opción de organizar talleres online de algún área específica dentro de tu sector de negocio, lo que generará ingresos pasivos.

Como vemos, se puede lograr diversificar ingresos de diversas maneras y, dependiendo de cuáles son tus necesidades y tu situación, te vendrá mejor una u otra opción.

Qué tipos de ingresos hay

Hemos hablado de cómo diversificar tus ingresos, pero también conviene saber los tipos de ingresos que puede tener tu negocio, ya que es crucial comprender bien que no todas las ganancias vienen de la misma fuente y, por ello, aquí te resumimos a modo de visión general los tipos más comunes de ingresos:

Venta de activos o productos. Es decir, vender algo a los clientes, consiste en la venta de mercancías y bienes en tu negocio que generan unos ingresos.

Prestación de servicios. Cada vez que alguien contrata tus servicios esto genera ingresos.

Suscripción. Cuando los clientes compran un acceso continuo a los productos o servicios de una empresa.

Alquiler. Un cliente adquiere el derecho exclusivo de un activo durante un periodo de tiempo fijo.

Subvenciones. También se pueden obtener ingresos a raíz de subvenciones de administraciones públicas. 

Licencias. Se da cuando el propietario de los derechos de autor de un producto o servicio permite que terceros lo utilicen a cambio de una tarifa.

Ingresos extraordinarios. Son poco comunes y se obtienen de manera no periódica.

Por otro lado, podemos dividir todos los ingresos anteriores en las siguientes categorías:

Ingresos operacionales. Generados por realizar la actividad principal de tu empresa. Por ejemplo, si vendes ropa, por vender prendas; si ofreces servicios de limpieza de coches, por lavar un coche.

No operacionales. Estos no provienen de la actividad principal de tu negocio, sino que se ganan de otra forma, por intereses de tus cuentas bancarias o por alquileres de propiedades, por ejemplo.  Son ocasionales o accesorios.

Financieros. Fruto de las inversiones que tiene tu empresa.

Únicos. Se reciben una sola vez, de ahí su nombre.

Tras este recorrido, se puede apreciar que son muchas las cosas a tener en cuenta en el tema de la caja de tu empresa y mucho más si decides diversificar ingresos. Es por ello que es esencial llevar un control tanto de las ganancias como de los gastos que se generen. Te dejamos aquí algunas de las razones por lo que es necesario este control:

Toma de decisiones. Tener bajo control todos los ingresos y gastos que se producen en tu empresa permite tomar decisiones bien fundamentadas e informadas. Por ejemplo, si sabes que producto es lo que te está generando más acciones a lo largo del mes, puedes tomar decisiones enfocadas a que este te sea aún más rentable.

Planificación y presupuesto. El presupuesto de tu compañía va cambiando y, a la hora de establecer el nuevo, es importante tener delante todos los gastos e ingresos de tu empresa, para poder poner presupuestos realistas y objetivos alcanzables.

Identificación de problemas financieros. El control de los ingresos te facilitará identificar lo que no funciona correctamente para poder tomar medidas a tiempo y que no te pille por sorpresa.

Rentabilidad. Si comprendes de dónde viene cada ingreso, podrás aumentar tu rentabilidad enfocando los recursos.

Ahora, ha llegado el momento de comenzar a aplicar todo lo que has aprendido en tu empresa.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Ceuta Open Future vuelve a Alhambra Venture

LEER MÁS
Inbound marketing

Inbound marketing, ¿cómo puede ayudarte?

LEER MÁS

Déjanos tu email y te mantendremos informado de todas las novedades sobre Ceuta Open Future