Inicio > Actualidad > ¿Qué estrategia de precios elegir para tu startup?

¿Qué estrategia de precios elegir para tu startup?

Actualidad

La fijación y la estrategia de precios es fundamental en cualquier negocio. Es el saber determinar el valor de tu producto o servicio, pero, aunque pueda parecer que solo se trata de asignar un número, también consiste en comprender el mercado, los competidores y las necesidades del cliente, para así poder establecer precios que impulsen al crecimiento y la rentabilidad de la empresa. Consiste en un proceso complejo y muy importante en el camino del emprendedor y, para facilitarte la tarea, hemos preparado este post en el que te mostramos algunas de las claves y estrategias.

La fijación de precios

La fijación de precios es el proceso mediante el cual se determina lo que tu empresa ganará al vender tus productos o servicios. No es tarea fácil, ya que tiene diversas implicaciones y aspectos a tener en cuenta para que realmente funcione. Consiste en una serie de técnicas, estrategias y acciones que seguir para determinar los precios a los que vender, ya que esto no es una decisión arbitraria, sino que requiere de una gran planificación detrás porque esto será lo que condicione tu fuente de ingresos y las ganancias netas que tengas con tu negocio. 

La base principal a la hora de fijar los precios de tu empresa está en los costos de producción y distribución, pero hay mucho más detrás como las condiciones del mercado, los competidores, la solvencia económica de tus clientes, etc. Algunos de los objetivos más importantes de este proceso son:

– Supervivencia de la empresa. Establecer precios que aseguren la sostenibilidad financiera de la empresa.

– Asegurar el ROI. O lo que es lo mismo, recuperar lo que se ha invertido en el desarrollo y comercialización del producto o servicio. 

– Aumentar la participación del mercado. Se busca un incremento en la cantidad de consumidores que compran tu producto o servicio, es decir, en la demanda de tu empresa, algo que también determinará la bajada o subidas de precios.  

– Estabilizar los precios en el mercado. El mercado no es fijo, sino que fluctúa y es impredecible.  Las empresas, cuando fijan precios, tratan de buscar una estabilización en el mercado para que este se regule, logrando un equilibrio entre competidores y evitando fluctuaciones drásticas

– Maximizar ganancias. Como es lógico, uno de los objetivos principales es el de obtener la mayor ganancia neta posible al comercializar el producto o servicio, sin comprometer su calidad o la ética empresarial. 

– Posicionar el producto. Los precios son usados también como una herramienta para diferenciar tu oferta en el mercado.

– Penetrar en el mercado. Las nuevas empresas deben lograr entrar en el mercado y para ello hay unas barreras de entrada que tienen que sortear. Una de ellas son los precios, por tanto, uno de los objetivos es fijar un precio que permita a tu producto o servicio entrar en el mercado.

Para poder cumplir estos objetivos y poder fijar los precios adecuados, puedes hacer uso de alguna estrategia de precios que te explicaremos ahora.

Qué es una estrategia de fijación de precios

Una estrategia de fijación de precios es el pilar sobre el que se construye la viabilidad económica de tu empresa. A continuación te mostramos algunas de las estrategias más efectivas y usadas:

– Precios de penetración. Es la que se sigue cuando lo que tenemos es un producto o servicio nuevo y queremos que entre en el mercado. Para ello, se establece un precio más bajo que los competidores que permita superar las barreras de entrada al conseguir las primeras ventas y, una vez logrado, se aumenta.

– Precios competitivos. En función del precio actual del mercado, lo estableces algo por encima o por debajo, siempre y cuando este sea competitivo.

– Precios premium. Son precios más altos que los de la competencia, creando una percepción de mayor valor, lujo, exclusividad o calidad. A muchas personas les gusta comprar este tipo de productos porque les aporta un estatus y estarán dispuestos a pagar más por ellos. 

– Precios líderes de pérdidas. Atrae a los clientes con ofertas a las que no se puedan resistir. Para ello, pones un producto muy barato en tu tienda haciendo que la gente se sienta atraída y vayan a comprarlo. Una vez allí, es probable que terminen comprando más productos que no tenían previstos. 

– Descremado de precios. Una empresa cobra por un producto o servicio nuevo el precio más alto posible y este irá reduciéndose gradualmente con el tiempo a medida que va perdiendo popularidad.

– Precios psicológicos. Una estrategia muy usada. Consiste en intentar disminuir el “dolor” que los clientes sienten al gastar dinero, logrando que de esta forma compren. Una manera de hacerlo es poniendo los precios a 7,99€ o 7,95€ en lugar de a 8€

– Precios freemium. Este concepto viene de la combinación de “free” (gratis) y “premium”. Consiste en ofrecer de forma gratuita una versión reducida y básica de tu producto o servicio con la intención de que terminen adquiriéndolo para tener acceso a todas sus funciones.

En definitiva, la estrategia de precios que decidas seguir para tu empresa es de fundamental importancia y esta no tiene por qué ser siempre la misma, sino que en función del momento en el que se encuentre tu negocio y el producto o servicio al que tengas que fijar el precio esta puede ir variando.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Celebramos el Día Mundial del Emprendimiento

LEER MÁS
Estrategia de crecimiento

¿Por qué deberías tener una estrategia de crecimiento?

LEER MÁS

Déjanos tu email y te mantendremos informado de todas las novedades sobre Ceuta Open Future