Inicio > Actualidad > Técnicas de estudio para mejorar tu rendimiento
Técnicas de estudio

Técnicas de estudio para mejorar tu rendimiento

Actualidad

Muchas veces confundimos el no levantarnos de nuestro escritorio durante horas con estudiar mucho, pero no son sinónimos. La calidad del estudio no depende de las horas que le dediques al día sin descansar. Esto solo da lugar a cansancio, falta de concentración y poca eficacia y, por tanto, esas horas no habrán servido para nada.
Por ello, en Ceuta Open Future hemos recopilado algunas técnicas de estudio para que estudiar no se te haga cuesta arriba.

Qué son los métodos de estudio

Las técnicas o métodos de estudio son estrategias para facilitar la adquisición de conocimientos, mejorar la concentración, ser más eficaces y productivos y lograr mejorar el rendimiento académico.
En los últimos años, las técnicas de estudio están recibiendo la importancia que merecen y cada vez son más los estudios que demuestran su utilidad. Estos métodos permiten aumentar la capacidad de retención de información de nuestros cerebros, además de mantener la motivación para continuar estudiando. Por ello, es muy recomendable fomentarlos y aplicarlos en todos los niveles de estudio.

El método de estudio pomodoro no es el único

Seguramente, si eres estudiante, hayas oído hablar del método de estudio pomodoro dado que es uno de los más populares y usados. Pero no debes estancarte en este, pues existen muchos más de gran utilidad y que quizá te vengan mejor. Aquí te dejamos una lista de los más recomendados, además del pomodoro para todos aquellos que no lo conozcan.

Método pomodoro. Como decíamos, esta es la técnica de estudio clásica desde que comenzaron a ganar popularidad. Consiste en dividir el tiempo de estudio en plazos de 25 minutos y hacer pausas de 5, estos intervalos se denominan “pomodoros”, de ahí el nombre de este método. Cada 4 pomodoros, de forma general, se realiza un descanso más largo, de unos 15 o 30 minutos. Ten en cuenta que, aunque lo establecido sean 25 minutos, esto puede variar según la persona y si tu capacidad de concentración está más entrenada, podrás hacer unos pomodoros más largos y, consecuentemente, unos descansos entre plazos también mayores.

Mnemotécnicas. Esta técnica consiste en crear imágenes o palabras claves mentales que puedas asociar con los conceptos que estás estudiando. Son varios los estudios que demuestran la eficacia de este método, sin embargo, su complejidad requiere de bastante práctica para dominarlo.

Flash cards. Esta técnica puede usarse con todas las materias y tiene una gran utilidad. En ella se usan tarjetas que contienen, por ejemplo, preguntas, fórmulas, imágenes, fechas, palabras claves… por una cara y la respuesta por detrás. Con esta metodología estudiar será como un juego o concurso televisivo.

Método de Cornell. Para poner en práctica esta técnica, tendrás que hacerlo mientras tomas apuntes o anotas el temario. Si quieres aplicar el método de Cornell debes dividir tu folio en dos columnas y al final dejar unas 5 o 10 líneas en blanco. La primera columna será para escribir tus apuntes o el temario que estés estudiando, mientras que en la segunda, irás anotando las palabras clave relacionadas con ese tema. Por último, usarás las líneas finales para hacer un resumen de lo estudiado usando las palabras clave anotadas.

Estas son solo algunas de las muchas técnicas de estudio que existen. Ahora que las conoces, te recomendamos que empieces a aplicarlas hoy mismo y verás cómo tu productividad mejora de inmediato.

NOTICIAS RELACIONADAS:

cómo formar un equipo para tu startup

Cómo formar un equipo para tu startup

LEER MÁS
Cómo mejorar la concentración para estudiar

Cómo mejorar la concentración para estudiar

LEER MÁS

Déjanos tu email y te mantendremos informado de todas las novedades sobre Ceuta Open Future