Inicio > Actualidad > Cómo adaptarse al cambio en el mercado y por qué
Adaptarse al cambio

Cómo adaptarse al cambio en el mercado y por qué

Actualidad

El camino del emprendimiento nunca es recto. Hay que saber hacer frente a los múltiples obstáculos que se interponen en él y, para ello, es fundamental saber adaptarse al cambio. Cada vez más, el mercado vive en constante transformación y una clave para que las empresas puedan sobrevivir es la capacidad de adaptación, es decir, saber surfear las olas y no ser arrastrados por ellas. Para que tu empresa pueda seguir creciendo y no ser arrasada por el cambiante mercado, en este post te contamos cómo adaptarte a esos cambios.

Adaptarse a cambios en el mercado 

Las nuevas tendencias y tecnologías están llegando a una gran velocidad que no solo hacen necesario saber adaptarse, sino saber reaccionar a esos cambios en el mercado de forma rápida para que tu empresa no se quede atrás. Es importante que tanto tú como tu equipo tengáis la habilidad de transformaros y redefinir la forma en la que se trabaja cuando algún cambio acecha.

En la actualidad, hay una mayor oferta, cada vez más innovadora, y también una demanda creciente y más exigente. Por tanto, estamos ante un mercado cada vez más competitivo y dinámico. Para saber hacerle frente y que no termine arrasando con tu empresa, hay que saber responder y adaptarse al cambio para que tu startup pueda satisfacer las necesidades de la nueva demanda y competir con las nuevas empresas que entran en el mercado y amenazan con robar clientela. Pero ¿cuáles son las claves de esta adaptación?

· Mantener la atención y reconocer los escenarios de cambio. Una persona emprendedora debe ir un paso por delante. Debes prestar atención al mercado para reconocer posibles y futuros cambios, conocerlos bien y adaptar tu forma de trabajo en concordancia a estos sin que te cojan de imprevisto.

· Flexibilidad. Es imposible adaptarse a los cambios si no somos flexibles. Es importante aceptar que tu empresa no siempre será como al inicio y tendrás que conducirla hacia otros caminos y nuevas formas de gestión. 

Tipos de cambios en las empresas

Ya hemos hablado brevemente de la importancia de adaptarse a las transformaciones del mercado. Pero también existe otro tipo de cambios en las empresas que no siempre responden al contexto que le rodea ni tiene por qué venir acompañado de modificaciones que se hayan dado en el mercado. Hablamos de los cambios organizacionales, es decir, aquellos que se aplican en la estructura, los procesos, las tecnologías, las estrategias o la cultura de una empresa y que pueden verse impulsados por diversos factores. A veces, estos tienen que realizarse para que tu negocio pueda seguir creciendo, pero hay diferentes tipos, por tanto, en función de las necesidades de tu empresa, tendrás que aplicar uno u otro:

· Estructurales. No son más que cambios que implican modificaciones en la organización jerárquica. Pueden deberse, por ejemplo, a adquisiciones o fusiones que alteran los roles y la estructura; a la creación de nuevos equipos; a promociones…

· Personal. Se centran en los empleados. Este tipo de cambios puede deberse, por ejemplo, al incluir nuevas políticas que mejoren sus condiciones; cambio en las responsabilidades de los empleados que requieran algún tipo de formación adicional; despidos y nuevas incorporaciones, etc.

· Correctivo. Si las cosas no van tal y como tenías previsto, es señal inequívoca de que tu empresa necesita seguir otro camino. Aquí entran en juego los cambios correctivos, aquellos que se enfocan en corregir problemas para poder retomar el rumbo correcto del camino.

· No planificado. Estos cambios no se pueden predecir, ya que llegan cuando una situación inesperada aparece, como crisis o desastres. Un ejemplo muy reciente es la pandemia de Covid-19, que requirió un cambio en todas las empresas del mundo para poder adaptarse a la situación para poder sobrevivir.

· Estratégico. Al contrario de los anteriores, estos son deliberados y muy planificados. Se enfocan en lograr alcanzar objetivos con potencia, destacar sobre la competencia, responder a nuevas necesidades detectadas, etc.

· Adaptativo. Son pequeños cambios para adaptarse a las necesidades nuevas del mercado y que se toman para poder realizar las estrategias previamente planeadas y lograr los objetivos.

Tras ver todo esto, es evidente que si tienes una empresa adaptarse al cambio es esencial. Por ello debes estar abierto a pivotar tu modelo de negocio y mantener la atención al mercado y las circunstancias externas que te rodean para así poder ajustarte a las nuevas situaciones sin que te sobrepasen.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Ceuta Open Future vuelve a Alhambra Venture

LEER MÁS
Inbound marketing

Inbound marketing, ¿cómo puede ayudarte?

LEER MÁS

Déjanos tu email y te mantendremos informado de todas las novedades sobre Ceuta Open Future