Inicio > Actualidad > Cómo trabajar por cuenta ajena y emprender sin morir en el intento

Cómo trabajar por cuenta ajena y emprender sin morir en el intento

Actualidad

Las ganas de emprender pueden llegar en cualquier momento. Esto implica que en ocasiones aparecen cuando ya estás trabajando por cuenta ajena. Y no vamos a mentirnos, muy pocas personas pueden permitirse dejar su trabajo para lanzarse a la aventura de emprender, ya que puede ser arriesgado si tu idea de negocio no termina triunfando. Pero trabajar por cuenta ajena no debe ser un freno a tu sueño de emprender. De hecho, son muchas las personas que se lanzan a dar vida a un proyecto cuando están trabajando. Para que tú también puedas hacerlo, te traemos algunos consejos en este post.

Cómo emprender mientras trabajas

Que sea más común de lo que parece, no quiere decir que emprender y trabajar al mismo tiempo sea sencillo. Ya que esto te roba mucho tiempo de tu día, además de energía. Sin duda, dos de las claves para lograrlo son la organización y la persistencia. Así que si tienes el gusanillo por montar tu proyecto pero no quieres dejar tu trabajo, te contamos cómo emprender mientras trabajas:

Un calendario y una agenda serán tus mejores amigos durante el proceso. Es importante que sepas las cosas que vas a hacer cada día, cada semana y cada mes, y que todo ello lo tengas reflejado visualmente para que puedas cumplir tus objetivos. Por ello, ten un calendario que puedas colgar de tu pared o tener sobre tu mesa y que veas cada día, además de una agenda donde puedas anotar con más detalle las tareas por hacer cada día y marcalas como finalizadas cuando lo hayas terminado. Esto te ayudará a sentirte más motivado y productivo.

– Define tus horarios. Tienes que tener en cuenta que no puedes interrumpir tu horario laboral para dedicarte a tareas de tu proyecto. Fija cuánto tiempo vas a dedicar a avanzar aspectos de tu emprendimiento a lo largo de la semana una vez terminada tu jornada laboral, pero dejando también un poco de tiempo para la desconexión o terminarás sobrepasado por el estrés.

– Prioriza tareas. Identifica qué tareas son más importantes y urgentes. Es decir, gestiona correctamente las prioridades tanto de tu trabajo como de tu proyecto para poder rendir al máximo cada día y avanzar más rápido.

Aprovecha las herramientas digitales. Actualmente, internet nos ofrece numerosas plataformas y herramientas que son de gran ayuda para facilitar la gestión de tu tiempo, productividad y recursos. Aprovecha todas las posibles.

– Toma descansos. El cansancio es inevitable si trabajas y emprendes. Por ello, tomar pequeños descansos en tu día a día para desconectar de la rutina, así como cada cierto tiempo tomar otros más largos para volver con más fuerza y motivación es esencial.

– Crea dos espacios de trabajo separados. No mezcles tu proyecto con tu trabajo, separa bien ambos espacios. No puedes permitir que durante tus horas de trabajo corporativas estés pensando en tu emprendimiento, tampoco al contrario. Además, no debes usar el material de tu empleo para tu proyecto. Por tanto, siempre que sea posible, ten dos espacios físicos bien delimitados, además de una agenda para cada uno.

– Subcontrata. Si tienes la posibilidad, subcontrata a personas que te ayuden con diferentes tareas facilitando y agilizando tu trabajo. Los freelancers pueden ser de gran ayuda en algunos momentos para agilizar ciertos procesos y liberarte de carga de trabajo para poder avanzar con mayor rapidez.

Estos consejos pueden ser clave para hacer más fácil el trabajar por cuenta ajena a la vez que emprendes. Por ello, te recomendamos aplicarlos y, además, te animamos a que te conozcas a ti mismo para que sepas qué es lo que mejor te funciona y cómo es tu mejor forma para organizarte.

Cómo crear un negocio

Ya sabemos cómo puedes compaginar tu trabajo con la creación de una empresa, pero si ahora te estás preguntando cómo crear un negocio desde el principio, te resumimos algunos de los pasos principales, aunque en nuestro blog puedes encontrar información más detallada de cada paso: 

– Piensa tu idea de negocio y analiza para saber si tiene probabilidades de funcionar.

– Conoce a tu mercado y cliente ideal.

Valida tu idea.

– Haz un plan de negocio.

– Establece el presupuesto que necesitarás.

Busca financiación.

– Decide la estructura legal.

Por último, no podemos irnos sin dejar tres consejos claves para poder emprender y trabajar por cuenta ajena. Por un lado, debes tomártelo en serio, comprender que no es nada fácil, pero que eso no es sinónimo de que sea imposible. Por ello, el compromiso es lo que te va a permitir avanzar. 

Ligado con lo anterior encontramos la segunda clave, tener una actitud positiva. Es importante saber que emprender requiere sacrificios y serán muchos los obstáculos que haya en tu camino, pero tienes que mantener una actitud positiva que no te haga tirar la toalla a la primera, sino superar los obstáculos. Finalmente, tienes que saber cuándo renunciar a tu empleo o a tu proyecto. En el primero de los casos, cuando tu startup esté generando lo suficiente como para poder cubrir tus gastos, significará que podrás dedicarte únicamente a ella. Por otra parte, si tu proyecto no avanza o no está obteniendo buenos resultados, quizá sea el momento de cambiarlo o abandonarlo.

¡Ahora ha llegado el momento de ponerte manos a la obra y hacer realidad tu idea de negocio! Recuerda que en nuestra página web puedes encontrar más consejos y ayuda.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Ceuta Open Future vuelve a Alhambra Venture

LEER MÁS
Inbound marketing

Inbound marketing, ¿cómo puede ayudarte?

LEER MÁS

Déjanos tu email y te mantendremos informado de todas las novedades sobre Ceuta Open Future